Que frustrante es darte cuenta que ya no hay nada que decir. Que cualquier reflexión o conclusión a la que has llegado, ya pasó hace tiempo por tu cabeza.
Que frustrante es darte cuenta de que no avanzas, de que siempre vuelves al punto de partida.
Que frustrante es sentirse permanentemente frustrado.
Que frustrante es llegar al punto en que no hay una perspectiva de futuro.

Necesito creer que hay algo más, pero no lo veo.

Comments (7)

On 19 de diciembre de 2010, 9:07 , Anairo Draculesti dijo...

Siempre hay algo más, solo que muchas veces nos cegamos a verlo. El único límite para la esperanza es la muerte, y hay casos en que ni siquiera esta es barrera suficiente.

Ánimos , y un beso de neón ;)

 
On 19 de diciembre de 2010, 23:47 , Mallory Knox dijo...

"El único límite para la esperanza es la muerte", que frase tan positiva y bonita,
Gracias.
No te había visto por el blog. Bienvenido :)

 
On 20 de diciembre de 2010, 18:09 , Anairo Draculesti dijo...

Gracias :)

Bueno, este comentario es para la entrada que borraste y que me pareció tan hermosa. Si quieres lo borras después de leerlo ;)

Este año ha sido un asco, hay que decir las cosas claras. A nivel mundial han ocurrido demasiadas tragedias, y he notado que por lo menos a la gente a mi alrededor le ha ido fatal. Pero todo esto es porque se aproxima un época de cambio y transformación y debemos reflexionar y estar preparada para ella. Me han gustado mucho tus reflexiones, en muchos puntos me identifico con ellas y espero que el 2011 te traiga toda la felicidad que desees.

Felices fiestas :)

 
On 21 de diciembre de 2010, 0:10 , Iker dijo...

Sin lucha no hay recompensa, no hay esperanza, no hay nada.
Nadar entre la frustración y el desencanto no conduce a ningún sitio. La única salida consiste en mirar al frente, sentirse importante y continuar caminando con el paso firme, queriendose a uno mismo y aceptando lo que es un hecho: "Que no hay quién pueda contigo"

Quisiera descubrirte, estar donde tú estás, mirar desde tus ojos, poder ir donde tú vas.
No creo que llueva tanto como para tener que abrirte mi paraguas, solo son unas gotas.
Acelera el paso y deja que la lluvia salpique tu rostro y refresque tu mente. Existe una fuerza vital que mueve el mundo, y esa fuerza es el amor; si ya lo tienes, conservalo. Y si no es así, sal en su busca, no esperes a que llamen a tu puerta. ¡Sal y encuentralo tú!
Es el mejor regalo que te puedes hacer!

 
On 21 de diciembre de 2010, 0:17 , Iker dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=_cOg9KiDVWo

 
On 21 de diciembre de 2010, 1:03 , Mallory Knox dijo...

Vaya Anairo, o tú has estado muy rápido o yo muy lenta XDDD
Borré la entrada al poco de publicarla, porque me pareció demasiado personal, pero veo que te dió tiempo a leerla :)
Quizás luego la publique aunque la modifique un poco, por lo menos para desearos felices fiestas :)

Iker, como siempre, tienes palabras maravillosas, no sé si eres el positivismo personificado, o una especie de Amelie virtual. Pero a mi me pareces un rayo de luz :)

 
On 21 de diciembre de 2010, 14:12 , Susi dijo...

En ocasiones es francamente difícil diferenciar entre luz y oscuridad.