.



.



Hoy me he levantado con mucha hambre. He abierto la nevera y he visto un maravilloso bote de nata y al momento esa palabra mágica ha venido a mi cabeza: tortitas!

Con el ansia de quien se muere de hambre y además es fan del dulce, me he puesto a hacerlas como una loca, y me han salido cinco.
Pero mira tú que en la última estaba más despistada, me he puesto a meter la ropa en mi mochila, ya que mañana me voy de viaje, y la quinta y última tortita se ha quemado.
Normalmente esta sería la primera que me comería, ya que queda arriba, y como está recién hecha y calentita, no deja que las otras se enfríen, pero cuando la he visto toda requemadilla y seca, la he apartado a un lado y me he comido las otras.

Y cuando he terminado las cuatro tortitas sanas ya no podía más, me salían por las orejas, asi que me he recostado en el sofá con lo que me quedaba del café y me he quedado mirando a la triste y solitaria tortita quemada y me ha dado mucha pena.

Esa tortita quería ser como las otras ¿que culpa tenía ella de que otra persona la hubiera quemado? ahora se iría al cubo de la basura, sin ninguna oportunidad, de manera injusta, sin haberlo merecido. Y allí estaba solita y sin nata encima de la mesa.

Pero luego he pensado... ya, pero tú has sobrevivido.

Comments (10)

On 27 de junio de 2010, 18:30 , Iker dijo...

Pues si yo hubiera sido una de esas tortitas, desde luego que hubiera preferido acabar en tu estomago y bañada en nata (y no sé yo si algún que otro sirope de caramelo o chocolate...) antes que haber sobrevivido, para terminar como los amores despechados en el cubo de la basura, entre mondas de patata y huesos de pollo.

Aunque ser la tortita quemada también tiene su lado positivo, sobre todo sabiendo que gracias a ella te libraste de una buena indigestión, ¡y quien sabe!; a lo mejor te libraste también de una suspensión temporal de tu viaje.

 
On 27 de junio de 2010, 23:00 , Iker dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=n4kpqDF9j6Q

 
On 29 de junio de 2010, 0:49 , Mallory Knox dijo...

un clásico! me encanta.
tracy Chapman tiene una versión que me encanta....


Ya estoy de vuelta en casita.
Besitos!

 
On 29 de junio de 2010, 14:33 , Susith dijo...

Pobre tortita quemada, a mi también me hubiera dado pena. No me parece nada bien que desheches a la pobre tortita or estar quemada. Los fingers de pollo de hace unas semanas estaban carbonizados y nos los comimos sin dudar. Y no nos produjeron ningún tipo de indigestión...

Me alegro de que estés en casa xD de no ser así sería ya bastante preocupante... ¡Quiero las fotos de nuestro viajecito!

Besotes.

 
On 30 de junio de 2010, 20:48 , Miri ^^ dijo...

A mi me gusta más la tortita quemada =D

Espero que te haya ido muy bien en tu viajee!! (:

 
On 1 de julio de 2010, 23:46 , Iker dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=V_5OfIMIb4k

¿Nos contarás algo de tu viaje?

 
On 2 de julio de 2010, 21:20 , Mallory Knox dijo...

que bonita canción, no la conocía :)

 
On 4 de julio de 2010, 2:25 , Iker dijo...

La canción está dedicada a la gran poetisa y escritora argentina del modernismo Alfonsina Storni Martignoni, que sufría ciertas alteraciones psiquicas que se vieron agravadas cuando le descubrieron un cáncer de mama. Se suicidó en Mar del Plata, Argentina, el 25 de octubre de 1938). Unos dicen que lo hizó lanzándose desde la escollera del Club Argentino de Mujeres. Una versión más romántica dice que se internó lentamente en el mar. Su cuerpo fue velado en esa ciudad balnearia primero y finalmente en Buenos Aires. Actualmente se encuentra enterrado en el Cementerio de la Chacarita.

La versión original de la canción Alfonsina y el mar es de la cantante Mercedes Sosa.

Alfonsina y el mar

Por la blanda arena que lame el mar
Su pequeña huella no vuelve mas,
Un sendero solo de pena y silencio llego
Hasta el agua profunda,
Un sendero solo de penas mudas llego
Hasta la espuma.

Sabe dios que angustia te acompaño
Que dolores viejos calló tu voz
Para recostarte arrullada en el canto
De las caracolas marinas
La canción que canta en el fondo oscuro del mar
La caracola.

Te vas Alfonsina con tu soledad
Que poemas nuevos fuiste a buscar ...?
Una voz antigua de viento y de sal
Te requiebra el alma y te esta llamando
Y te vas hacia allá como en sueños,
Dormida, Alfonsina, vestida de mar ...

Cinco sirenitas te llevaran
Por caminos de algas y de coral
Y fosforescentes caballos marinos harán
Una ronda a tu lado
Y los habitantes del agua van a jugar
Pronto a tu lado.

Bájame la lámpara un poco mas
Déjame que duerma nodriza en paz
Y si llama el no le digas que estoy
Dile que Alfonsina no vuelve ...
Y si llama el no le digas nunca que estoy,
Di que me he ido ...

Te vas alfonsina con tu soledad
Que poemas nuevos fuiste a buscar ...?
Una voz antigua de viento y de sal
Te requiebra el alma y te esta llamando
Y te vas hacia allá como en sueños,
Dormida, Alfonsina, vestida de mar ...

 
On 4 de julio de 2010, 4:09 , Iker dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=HZE0Rzx4_0M

 
On 4 de julio de 2010, 12:53 , Mallory Knox dijo...

Muchas gracias iker, porque no conocía nada de esta mujer, creo que ni la había oído nombrar, pero he pasado un buen rato buscando infirmación sobre ella y leyendo su biografía.
Ciertamente me parece que las obras más sentidas vienen de las personas más atormentadas interiormente, que aunque muestran ligeramente su melancolía al exterior, es mucho mayor la desazón interior que solo puede verse a través de sus escritos con vista muy agudizada.

algunas de sus poesías me han parecido muy bonitas... otras no las he entendido.

Pero me quedo con ganas de leer esa poesía en prosa que nombran y que espero esté en la biblioteca.

Aprendo cosas contigo :)

Y una vez más, Joaquín sabina, de quien nunca me cansaré, lo podría oír mil veces, y siempre descubriría frases ocultas nuevas en sus letras, <3

Gracias!