.




.
Hay algo en los desiertos que me cautiva.
Los grandes espacios me encojen, me trasladan a otros mundos, me señalan con un dedo como si fuera un organismo fuera de lugar. Solo en lugares abiertos de extrema soledad somos más conscientes de nuestra insignificancia, como un baño de humildad. Y esa es la magia de las grandes montañas, llanuras y, por supuesto, los desiertos.
Pero es que además, estas tierras áridas encierran algo misterioso y sobrecogedor: andan, caminan, se desplazan, tienen vida… y te cantan.
Solo existen 30 desiertos en el mundo que “canten”, y han sido muy estudiados por los geógrafos.
Uno de ellos es el de Namibia, un pequeño paraíso que me muero por visitar.
Aquí , la arena, finamente pulida, se desplaza por debajo de tus pies cuando caminas, resbalando sobre la cresta de la duna.
La superficie lisa y acristalada de los granos de arena se desliza una sobre otra creando una pequeña avalancha que roza como el arco en la cuerda del violín, emitiendo sonidos agudos y susurrantes.
En un paseo continuado parece acompañarte una suave melodía que ha dado lugar a numerosas leyendas entre los habitantes del desierto. En ellas nos hablan de espíritus que te cantan para desorientarte y llevarte al interior, donde la supervivencia es casi imposible.

Yo quiero ir al desierto, quiere contemplar como el paisaje cambia a mi alrededor sin moverme del sitio. Quiero que el planeta cante para mí mientras me pregunto si quiere bailar conmigo.




Esta mano es obra de un escultor chileno, Mario Irrázabal, y se encuentra en el desierto de Atacama.





No quiero ni imaginarme la cara de alguien que vaya caminando por ahí y de repente se encuentre esto sin saber de donde ha salido...jajaja

Comments (23)

On 21 de mayo de 2010, 22:43 , Susith dijo...

Me gustan los desiertos, nunca he estado en uno, pero espero por hacerlo alguna vez.

Estoy de acuerdo contigo, sólo cuando sentimos que lo que nos rodea es demasiado grande, nos sentimos extremadamente pequeños.

Besotes!

 
On 22 de mayo de 2010, 10:33 , ~ Demae ~ dijo...

no sabia q los desiertos cantaran!!! Contigo siempre se aprenden cosas nuevas.... te he dicho alguna vez "cuanto sabes"?? Las cosas aki son mas aburridas si mi guia de anegdotas particular :( Mañana me voy a los jerdines de versalles algo que tenga q saber??

A mi los desiertos de Arena no me a traen taanto como el desierto blanco, a ese si que iria con los ojos cerrados!

 
On 22 de mayo de 2010, 13:01 , Mallory Knox dijo...

Pues si vas Susi, yo te acompaño :)

Yo no he estado en muchos, solo en el de Kharan, en Pakistán, y el salar de Uyuni, en Bolivia, que no es exactamente un desierto, sino una curiosa formación salina, que a modo de arena, cubre la tierra. Pero al tener cristales de sodio, refleja mucho el sol y parece que andas sobre un espejo.

Se parece mucho al desierto blanco, Mery, aunque es diferente por las formaciones rocosas. Sin duda, el día que me haga la ruta alejandrina, pasaré por allí. Bajaré de Alejandría a Siwa y luego al oasis de Farafra, siguiendo sus pasos (suspiro profundo de amor platónico),aunque quizás no tarde tanto como crea en hacerlo...muajajaja

De los jardines de Versalles no se que podría contarte yo que no sepas, que tú también sabes mucho y además ya has estado...:).
Te diré que no te olvides el bocata, que allí la comida es muy cara, y te contaré una curiosidad, que sé que en el fondo es lo que más te gusta :P:

Es cierto que este jardín fue una maravilla de su época y que fue imitado por muchas monarquías, en la rusia Zarista, o incluso el famoso maharajá de Kapurtala. Pero lo que pocos saben es que la parte de la entrada no era tan monosa cuando se hacía alguna de las famosas fiestas de alguno de los Luises (XIV-XVI),porque en aquel entonces no existían los baños, todo se tiraba a la calle, y los invitados salían a la entrada de los jardines y lo dejaban hecho una penita.

Además tenía un precioso laberinto del que solo quedan dibujos, pero (creo que fue Mª Antonieta) lo hizo desaparecer.

Ve a ver el Petit Trianon (yo no pude y me dió mucha rabia)... pero poco podré contarte que yo tú ya no sepas XD

Besotes!

 
On 23 de mayo de 2010, 21:43 , Iker dijo...

Confieso que entre todas las vidas que he vivido y las que me quedan por vivir, existe una que me marco por encima de las demás, la que disfruté como beduino, como morador del desierto, como observador de la imponente inmensidad del cielo estrellado bajo la bóveda de la noche.
Allí, junto a mi gran amigo el conde Lászlo Almásy, pude contemplar las pinturas de la Cueva de los Nadadores en Uadi Sora, donde junto a jirafas, antílopes y órix, se podían contemplar pintadas en la roca, las figuras de hombres nadando. Era algo inconcebible, pensar que en medio del desierto del Sahara, en los Montes Uweinat, al sur de Gilf Kebir, en la intersección de las modernas fronteras de Libia, Egipto y Sudán y a pocos kilómetros del Gran Mar de Arena, hace miles de años había existido una gran extensión agua. Es muy posible que en las profundidades de los desiertos que cantan habiten las sirenas.

 
On 24 de mayo de 2010, 0:18 , Mallory Knox dijo...

jajaja
Laszlo Almassy? creo que yo también le conocí ¿un hombre culto, algo introvertido, que siempre se paseaba con el libro de Historia de Herodoto y le encantaba la canción de cheek to cheek?

Pues siento decirte que tuvo un final triste...En Italia, creo recordar.

La teoría de las sirenas me encanta, cierto es que casi toda la tierra estuvo cubierta por mares, asi que es una teoría tan válida como cualquier otra..:)

¿Sabías que se han encontrado restos de fósiles marinos en el Himalaya? ;P

 
On 24 de mayo de 2010, 22:38 , Iker dijo...

Bueno, bueno…
Si lo que quieres es que me ponga serio, pues me pongo y punto…
Eso que me dices forma parte efectivamente, de la teoría de las rocas soñadoras. Y esa teoría nos dice que toda roca ubicada en la cima de una montaña sueña con formar parte, algún día, de lo que denominamos lecho marino, y viceversa.
Aunque me inclino más por lo que antaño se denominaba teoría de la tectónica de placas y que hoy es una realidad. Y esto implica que hace millones de años, en la Era Terciaria, lo que hoy en día es la India era una gran isla, que colisiono con el resto de Asia. Este choque, gradual pero constante, levanto el fondo del mar que había entre ambos, formando así la cordillera del Himalaya, donde se encuentra el Everest.
Lo mismo que en el desierto del Sahara se encuentran fósiles marinos porque hace mucho tiempo, la placa Africana chocó con la placa Euroasiática.. y fruto de esta batalla África comenzó a ver la luz.
Aunque pensándolo mejor, me inclino por cierto accidente que nos ocurrió al conde Almásy y a mí, allá por el año 1.941…
El conde, que era muy amigo de las colecciones, había adquirido en Nueva York una muy extensa de fósiles marinos, que llevaba siempre consigo. Sobrevolando el desierto a bordo de un He 111, tuvimos un percance a causa del fallo de un motor, perdiendo parte de la carga, y como no la impresionante colección de fósiles marinos que quedo desperdigada por las dunas.
¿ Cual te parece más creíble ?

 
On 24 de mayo de 2010, 22:52 , Mallory Knox dijo...

jajajajajaja


Bueno, de momento me quedo con la teoría de la tectónica de placas de Wegener, porque me examino de ella el 12 de junio XD, pero la de las rocas soñadoras y la del viaje con Almassy...

me gustan mucho más!


¿Puedo tomar tu teoría de las rocas soñadoras para una entrada?

*carita de niña buena*

uhmmmm... o pensandolo mejor ¿te apetece escribir una entrada como artista invitado?

 
On 24 de mayo de 2010, 23:06 , Iker dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=lTPYI22qBVw&feature=related

 
On 24 de mayo de 2010, 23:16 , Mallory Knox dijo...

jajajajajaja... hoy me has arrancado una sonrisa!

No sabía lo que me iba a encontrar y cuando he oido la primera frase... :))))

ADORO esa canción, me encanta, me encanta...

heaven, I´m in heaven, and my heart beat so that I can´t hardly speak...

Es que además en cuanto oigo esa primera estrofa, comienzo a bailar...

 
On 24 de mayo de 2010, 23:16 , Iker dijo...

Por supuesto que puedes utilizar la teoria de las rocas soñadoras. ¡Es toda tuya!

Respecto a lo segundo, el blog es tuyo y puedes pedirme lo que quieras. Pero creo que es mucho mejor para todos que sigas escribiendo tú las entradas.
¡ Nadie lo hace como tú !

 
On 24 de mayo de 2010, 23:24 , Mallory Knox dijo...

vaya, se nos han cruzado los comentarios...
A mi me parece que escribes muy bien... si un día te animas dimelo.
También se lo pedí a Susi, Demae, Lotta, Hada Azul... pero nada, me han ignorado. ;P

 
On 24 de mayo de 2010, 23:24 , Iker dijo...

¿Dices que te he arrancado una sonrisa?
Me alegra. Me sube la autoestima. ¡Buff!
Las 23:24 y por fin he hecho algo positivo hoy.

 
On 24 de mayo de 2010, 23:30 , Mallory Knox dijo...

y eso que solo te quedaban 36 minutos para hacer tu buena acción del día.

Guau... eres todo un amante del riesgo! XD

 
On 24 de mayo de 2010, 23:36 , Iker dijo...

No he aguardado a que fuera esta hora para rizar el rizo, sino que la situación limite se ha debido a mi ineptitud, poca seriedad y falta de constancia. ¡ Total, un desecho de virtudes!

 
On 24 de mayo de 2010, 23:42 , Iker dijo...

¿Sabes una cosa?

Desde que has vuelto respiro mejor.

¡Para que luego digan del Vik Vaporus!

 
On 24 de mayo de 2010, 23:51 , Mallory Knox dijo...

Vaya... gracias.

Ser mejor que el Vips Vaporubs, es casi tan chachi como viajar por el desierto recogiendo conchas marinas...

¿eres alérgico? ¿porque no respiras bien?

 
On 25 de mayo de 2010, 0:00 , Iker dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=zPz83pzTxtQ&feature=related

 
On 25 de mayo de 2010, 0:05 , Iker dijo...

Nadie respira realmente bien porque el aire esta bastante viciado. Por eso es tan necesaria una bocanada de aire fresco que nos llene los pulmones, para que podamos elevarnos y observar lo que tenemos bajo los pies.

 
On 25 de mayo de 2010, 0:07 , Mallory Knox dijo...

madre mia...sin años!... yo en mi época hippy fui fan de esta mujer :)

 
On 25 de mayo de 2010, 0:15 , Iker dijo...

¿Que fuiste hippy? ¡Venga ya!

jajajajaja ¡Y el Plus P´al Salón!

 
On 25 de mayo de 2010, 6:36 , Mallory Knox dijo...

Pues sí...jopetas, fui hippy en mi adolescencia. Cuando acababa de entrar en la universidad y todo estaba lleno de buenas intenciones y te hacías miembro de asociaciones estudiantiles pro-derechos humanos y creías que así ibas a cambiar el mundo, fumando porros, durmiendo en jaimas y regalando preservativos en fiestas de la lucha contra el sida.

¿es que tú no has tenido esa época? jajaja

Todos tenemos un pasado Iker ¬¬

 
On 11 de enero de 2011, 22:58 , Maresa dijo...

El desierto más impresionante que he visitado es el de Wadi Rum en Jordania, tuve la suerte de poder recorrer un tramo en Jeep y luego "a patita" un pequeño recorrido. No lejos de allí también fui al desierto del Sinaí, con ascensión a pie al monte que lleva igualmente ese nombre, 3 horas de caminata nocturna llegando al amnanecer a la cima, algo que jamás olvidaré. Este viaje fue una experiencia inolvidable.

En otra ocasión, cuando estuve en México, hice un viaje de Puebla a Oaxaca y atravesamos el desierto de Tehuacán-Cuicatlán, nada que ver con el anterior
porque es más pedregoso y hay algo de vegetación, sobre todo cáctus. Me impresionó la inmensidad del mismo.

¿Se nota mucho que me gustan los desiertos?

 
On 17 de agosto de 2012, 5:26 , Anónimo dijo...

interesante las publicaciones, y muy buena lectura