.





.



Me gusta el veranito, las terracitas, el frescor de los parques, las noches con copas de vino y música jazz.

Hace poco supe que una persona que me lastimó mucho en su momento ha acabado en la cárcel. 12 años. No quiero alegrarme, pero lo hago.

Otra que me hizo la vida imposible, murió. De esto no me alegro, pero no siento pena.

Sin embargo estoy convencida de que el tiempo es un gran aliado y pone a todo el mundo en su sitio. Tengo fe en ello, y por eso dejo las venganzas y el odio gratuito a la justicia divina. Esa que no existe, pero de vez en cuando aparece para cumplir su misión.

Últimamente no estoy nada creativa. Mi autoestima se viene abajo por cualquier tontería, pero en el fondo todos somos como la luna. Si hoy es menguante, mañana será creciente. Y en algún momento seremos Luna llena.

Me consuela saber que en el fondo todos sentimos y padecemos los mismos altibajos. No conozco a nadie que sea 100% feliz todo el año. Sin embargo lo que más me fastidia es poner a prueba mis principios, porque en los ataques de ira es cuando más se tambalean.

Soy frágil, soy un ramita que se doblega, una mirada ausente, soy luna menguante.

Pero ya es mañana y soy fuerte, soy indestructible, soy una armadura de acero, soy luna creciente.

Ya queda menos para la luna llena ;P



Feliz 18 de julio de 2009. Un día único e irrepetible en la historia.

Comments (4)

On 18 de julio de 2009, 12:13 , Susi dijo...

Como bien dices, es imposible ser completamente feliz todo el tiempo. Simplemente hay algunos momentos que son mejores y otros que son peores. Pero ambos son necesarios.

Saludos ^^

 
On 18 de julio de 2009, 20:54 , ~ Demae ~ dijo...

En el fondo esos cambios de luna creciente a menguante, nos recuerdan que estamos vivos.
Quien nunca siente rencor, quien nunca llora, quien nunca se cuestiona su camino... podrirá decirse que no siente.
Que no se preocupa ni es consciente del mundo que le rodea, no puede crecer con cada paso, ni aprender de los retos
que se encuentra en el camino.

Quien no pudo sentir rencor por lo que le hicieron es por que en realidad nunca sintió.
Quien nunca se sintió herido es por que su corazón se congeló.
Quien nunca lloró por una persona amada, es porque en realidad nunca amó.
Quien nunca dudo de si mismo, es por que nunca se paro a pensar quien es en realidad.
Quien nunca se vio en una encrucijada es por que nunca se paro a pensar que es lo mejor.

Solo los autómatas (robots) son capaces de ser felices siempre.
Porque ese es su programa base,
porque, al contrario que los humanos, no sienten, solo obedecen ordenes.

No quiero llegar a ser de esas personas que siempre están mal, que solo saben hablar de las penas.
Pero tampoco quiero ser alguien que cierra los ojos ante lo que pasa a su alrededor o, peor aun,
ante lo que pasa en mi interior. Por que se que los cambios de luna siempre estarán ahí.

 
On 19 de julio de 2009, 3:35 , Mallory Knox dijo...

No me gustaría ser una persona que ni siente ni padece. De lo malo se aprende tanto como de lo bueno.

Hoy he trabajado once horas. Menos mal que vino a rescatarme un frapucino a media tarde. Y los chocolates finlandeses de mi amiga Aino. Ñam ñam.

Odio las obras de la puerta del sol :(, y a los turistas que andan a paso ganso haciendote llegar todavía más tarde.

Para colmo me he equivocado de tren y he cogido uno que iba en dirección Jaén. Menos mal que paró antes y pude dar media vuelta. Que torpe soy. Cachis ;P

 
On 31 de julio de 2009, 10:07 , Elena dijo...

Como bien dicen, hay que tener malos momentos para apreciar los buenos ;)

Aunque yo soy de las que opina que siempre en un día malo hay un rayito de sol que se cuela entre las nubes, por muy fugaz que sea, y aunque en ese momento no lo apreciemos, hay está para sacarnos una pequeñita sonrisa.