Nunca he sido muy devota de mi ciudad. Reconozco que hay mucho de ella que me disgusta: su gente gritona, su suciedad, los pitidos de los coches... Sobre todo después de viajar al norte de Europa se me hace insoportable.

Sin embargo soy adicta al centro de Madrid, ese que por un lado me repele y por otro me fascina. Ver pasar su peculiar fauna por la calles es un pasatiempo estúpido pero entretenido.

Pero Madrid no solo esconde gente variopinta en cada una de sus esquinas. También esconde secretos, rincones mágicos y embrujados...

En la esquina de la Calle Conde Duque con el palacio de Liria, enfrente de ese encantador local llamado El Jardín Secreto, se levanta un edificio de nueva construcción que ocupa el espacio de la que antiguamente fue conocida como La Casa de los Duendes. Segun numerosas fuentes, ya desde el s.XVII, varios duendecillos habían ido haciendo acto de presencia a lo largo de los años, echando a sus habitantes: La Marquesa de Hornazas, el Clérigo Melchor de Avellaneda, la lavandera Perrín... Tal fue el revuelo que tuvo que intervenir el tribunal de la Inquisición, aunque no llegó a encontrar nada inusual. Hace unos años un equipo de Telemadrid se trasladó al bloque de pisos que hoy ocupa este lugar y algunos vecinos aseguraron que seguían viéndolos...O.O



También son muy conocidos los Fantasmas del Reina Sofía que se alza sobre el otrora Hospital de San Carlos. Por lo visto varios trabajadores del museo declararon haber visto fantasmas de monjas caminando por sus sótanos. Aunque hace tiempo yo anduve por allí preguntando y nadie dijo haber visto nada raro.


Uno de los fantasmillas más conocidos de nuestra ciudad es El Fantasma de la Casa de las Siete Chimeneas, actual sede del Ministerio de Educación y Cultura. Por lo visto esta casa sirvió en un momento de dado como reclusión para una hija ilegítima de Felipe II (según otras fuentes era su amante) y que murió de forma misteriosa siendo todavía muy joven.
Desde entonces muchos madrileños aseguraron haberla visto caminar vestida de blanco (que tipico ¿no?, XD), de un extremo a otro del tejadillo a cuatro aguas, entre las chimeneas y cayendo de rodillas al llegar al borde de la cornisa.


A esta casa también he ido en más de una ocasión a ver si me encontraba a la adorable fantasmita, pero a mi nunca se me ha aparecido (sigh)...


También he caminado mucho entre la Plaza de los Caños y La de la Paja, sorteando la iglesia de San Andrés y bajando hasta la Iglesia de San Francisco el Grande, buscando esas entradas secretas que dicen dan acceso a un auténtico laberinto de túneles subterráneos que utilizaban los judíos para huir cuando se veían perseguidos.


Pero de todos los entes curiosos y extraños de mi ciudad a mí los que me imponen respeto son los del metro de Tirso de Molina.
Por lo visto esta estación se construyó en el mimso lugar donde se asentaba el Cementerio del Convento de Nuestra Señora de la Merced. Y al más puro estilo poltergeist, los constructores decidieron mover las lápidas pero no los cuerpos.

La gente murmuraba que se oían lamentos y susurros en los ándenes y en el interior del túnel, asi que yo toda curiosona me fui para allá un día con mi cámara y mi trípode.
No tardó mucho en aparecer un guardia diciéndome que no se podían hacer fotos en el interior del metro.

- ¿como?... mucha gente hace fotos en el metro...
- Sí, pero no a nivel profesional, para eso hace falta un permiso.
- No soy profesional, solo estudiante, estoy haciendo un trabajo sobre el Madrid Mágico, he oido que aquí hay fantasmas.

Pensé que se reiría pero no lo hizo. De hecho su cara despertó más mi interés.
Entablámos una entretenida conversación al final de la cual (y he de decir que parecía avergonzado de su confesión) me dijo que ni él ni su compañero bajaban a los ándenes después de las 00.00. Se comían su bocata en la garita y por muchos ruidos que oyeran no salían, porque en muchas ocasiones habían oído gritos espeluznantes sin haber allí nadie.
La historia no me dió miedo, lo que me asustó fue su expresión...
Yo no he oído nunca nada. Tengo una amiga que vive en esta Plaza y me he bajado en esta parada en muchas ocasiones. Y si oigo algo raro, prefiero pensar que es mi subconsicente.



Por cierto... ¿quién se apunta a hacer una excursión nocturna al Pueblo de Alamin? está aquí en Madrid y dicen que está encantado...

Comments (9)

On 22 de julio de 2009, 15:04 , Susi dijo...

Jo pues a mí me encantan esas cosas, las historias de fantasmas y los misterios de ese tipo. La próxima vez que vaya a pasar unos días a Madrid, ya tengo sitios para visitar. Cuando me pregunten "¿a dónde quieres ir?" ya no habrá un "me da igual" por respuesta. ¡Prometido!

 
On 22 de julio de 2009, 15:33 , Mallory Knox dijo...

oooh...Susi! podíamos haber ido al pueblo con lo sacos de dormir! que tonta que no se me ocurriera antes! jopetas...

En Rubí no hay fantasmas?

 
On 22 de julio de 2009, 18:30 , ~ Demae ~ dijo...

al pueblo con sacos de dormir??? No gracias... Ya pase una noche una vez en un cementerio y no lo repito... nop nop con lo miedosa que soy yo!!!

Lo de los túneles me resulta muy curioso... xq seguro que estaban... pero con la búsqueda del tesoro de nuestros señores políticos me da a mi que queda poco...

Tengo una amiga que tenia un inquilino en su casa... ya no vive en ella pero contaba que a las 4 de la mañana se encendían las luces de la casa, asi sin mas. Aparte de los ruidos y tal.

Pueblos encantados exiten muchos, al igual que historias... a mi me gusta la de La Santa Compaña en Galicia. Me contaron un verano (no hay cosa que mas les guste a las señoras que te sientes con ellas a escuchar sus historias mientras remiendan las redes o simplemente ven pasar la gente por la calle) que uno de los mitos de la tierra de Meigas es que apartar de las 12 de la noche ronda por los pueblos y campos una presesión denominada "la santa Campaña" que al parecer presagia la muerte de alguien por los lugares por los que pasa. También existe en Asturias aun q se llama de otra manera.


Y luego esta esa gente que ve fantasmas por doquier como por ejemplo los fantasmas de 11 s, o lo que es lo mismo caras que se adivinan en el humo que salía de las torres. http://www.google.es/imgres?imgurl=http://www.fantasmasovnis.com/images/fantasmas11S.jpg&imgrefurl=http://www.fantasmasovnis.com/fo-fantasmas-del-11-s-en-ny.html&h=256&w=312&sz=13&tbnid=8AgC6nHTyz1JDM:&tbnh=96&tbnw=117&prev=/images%3Fq%3Dfantasmas&hl=es&usg=__wFFl6eyFP-7CsnDgQLF25wznyYw=&ei=MTtnSqmbGM-EsAbMpYDXBg&sa=X&oi=image_result&resnum=4&ct=image

 
On 23 de julio de 2009, 1:17 , Susi dijo...

Pues la verdad es que sí, podríamos haber ido a visitar cualquiera de los sitios que mencionas en la entrada... ¿A que da rabia que no sepas qué hacer un determinado día y que a la semana se te ocurran mil sitios a los que ir?

En Rubí no hay historias de ese tipo, pero en el pueblo de al lado, Terrassa, está el conocido Hospital del Tórax. Es un hospital que está inactivo desde hace mucho tiempo, que sale con frecuencia en rollos como Cuarto Milenio y tal. Se supone que era un hospital de enfermos terminales y hay mil leyendas de apariciones. No he ido nunca, y eso que me queda a 5 km de mi casa...

Pero es que a mí me gusta hablar o leer sobre estos temas, pero vivirlo es otra cosa muy diferente... Me cagaría viva xD

 
On 23 de julio de 2009, 8:34 , Pat dijo...

Pues a mi estas cosas no me gustan nada, jolín que vivo sola y luego no hay quien duerma por la noche!!!! De todas formas lo mio es un poco contradictorio porque por un lado, mi yo cientifico se niega a creer en estas cosas, no tiene sentido y llega a ser hasta ridiculo. Cuando morimos, morimos y punto. Pero por otro lado no puedo evitar sentir miedo cuando se cuentan estas historias y no se pq me pasa si no creo. De todas formas yo tengo una pregunta.... uhmmm pq nunca se han "visto" u "oido" fantasmas de animales?? No se son seres vivos que mueren igual no?

Yo casi que lo de ir en busca del fantasma perdido lo dejo para otro día vale?? Besitos

 
On 23 de julio de 2009, 13:18 , Mallory Knox dijo...

Pos vaya Susi, voy a hacer una lista para la próxima vez que vuelvas... jopetas.

Pat, sí que existen . Los fenómenos parpsicológicos en animales se conocen como An-Psi.
Sin ir más lejos en los Campos del Moro, los jardines del palacio Real, se dice que habita el fantasma de un oso.
Por lo visto, éste (y su domador húngaro) fue un regalo del pueblo de Madrid a Juan II.
Al parecer este domador trataba muy mal al pobre osito, que un día desapareció sin más en los alrededores del Campo del Moro. Lo más curioso es que el domador también desapareció y se dice que desde entonces se oyen gruñidos y se ven las figuras del domador y la del animal corriendo detrás de él por entre los olmos de los jardines.

A mí, en cualquier caso, me llama la atención este anacronismo, porque Juan II, padre de Isabel la Católica, vivió en el s. XV, y si no me equivoco, los jardines fueron realizados por Villanueva en el s. XVIII.

¿Ya deambulaba por allí el osito antes de que se proyectaran?



Vale... jajaja... ¿y que me decís del supuesto fantasma de Michael Jackson en Neverland?
¿habéis visto el vídeo?

Me parto, los humanos sois de lo que no hay...

 
On 23 de julio de 2009, 14:41 , Pat dijo...

Como que los humanos"sois"... querrás decir somos no? o no te incluyes?

El fantasma de Michael Jackson esta con el de Elvis Presley y John lennon grabando un nuevo disco que saldrá a la venta en septiembre y no tiene tiempo de deambular por Neverland.

Por otro lado que curioso lo del pobre osito... No sabia que existian fantasmas de animales .

 
On 31 de julio de 2009, 10:01 , Elena dijo...

jajajaja... que me parto!

Yo quiero ese unplugge de los 3 grandes, va a ser el mejor CD del año XDDDDD!!!

mmm... yo soy muy cagueta... y lo peor es que suelo autosugestionarme y si ya lo pase mal con el gruñido de Anselmo no creo que lo pasará precisamente bien en ese pueblo jajajaja...

Humanos? que ser eso? yo soy un animal con dos codos y dos rodillas, sin pelo y no muy alto jejeje

Me gustan las historias de fantasmas pero no soy valiente para poder interactuar con ellos, si es que pueden llegar a interactuar con nosotros... que lo mismo ni eso.

Ahora ir al jardin secreto no será lo mismo XDDD iré buscando duendecillos por las esquinas ains...

Pobre osito que crueles que son los humanos.

 
On 19 de agosto de 2009, 2:28 , Ire and Silence dijo...

Tía, que no había leído esta entrada.
Me estoy volviendo adicta a tu blog, en serio! ejje

Yo he estado en el Alamín varias veces (está casi en los límites de Toledo, en Villa del Prado), y en cualquier sitio abandonado que se precie.
Cuando quieras vamos!
Adoro la parapsicología y meterme de noche en sitios así para investigar de manera cutre y pobre, pero vamos, que me encanta hacerlo!!

Ya te contaré noches y lugares... Fliparías! :P