.



.






Mi carta no tiene nombre, no tiene palabras, solo letras.

No se escribió, no llegó al corazón de nadie, se quedo encerradita, quieta y muda en un rincón sombrío y lleno de viento. De ese que murmura y arrastra hojas de color marrón, las que caen y se quedan muertas en el suelo.

Quería ser deliciosa, tierna y sincera, estremecer y susurrar al oído, como hacen los que se quieren, que no amantes, sino los del alma, los que sienten y padecen a los que le son ajenos.

Mi carta no tenía remitente, porque su voz era cobarde, no tenía valor. Tenía cuero gastado de zapatos, camisa raída y vaqueros sin etiqueta.

Quería ser elegante, fingidamente distraída, elocuente y objetiva.

Pero sus letras siguen sin formar las palabras que su voz no encontró, que nunca halló.

Las que nunca salieron de ella, atrapadas como los enamorados locos, prisioneros de su error. Y tú, que entendías, que leías, que veías por encima de las murallas de piedra que levantaste con cristal transparente y papel gris, tú...no tuviste el valor de contestar la carta que no te escribí.







**********************




Gracias a Ele por sus frases inspiradoras...

Comments (2)

On 24 de agosto de 2009, 11:10 , Elena dijo...

pero que ldjflsdajfdashfoid que eres!
te adoro mi pequeña barriguita verde saltarina!

 
On 25 de agosto de 2009, 11:18 , ~ Demae ~ dijo...

*_*

Me encantó!