Lo sé.
Lo he dicho tantas veces que aburro.
Pero es que adoro a este artista inglés.
Adoro su sarcasmo y su fina ironía. Su sentido del humor, negro y ácido al más puro estilo de su patria. Irreverente, mordaz, escandaloso, original, atrevido, revolucionario… son muchos los adjetivos que se le podrían aplicar.
Cuando admiro su obra, me viene a la cabeza el título del libro de Juan Antonio Ramírez, “Graffitti: ¿Arte o Delito?"
Pero quizás lo que más admiro de este hombre es su empeño por permanecer en el anonimato, regalándonos a cuentagotas sus obras, esas que nunca sabes ni cuando ni dónde aparecerán.

God Save Banksy
















Comments (2)

On 21 de abril de 2009, 13:50 , Nüss dijo...

Por fin! he podido ver una obra chiquita suya...en Londres...mira que es dificil ehh

 
On 23 de abril de 2009, 0:56 , Mallory dijo...

La verdad, ha costado tanto, que me dan ganas de colgar la foto XD